Hoy

Con el anular bien enhiesto taparé el sol de plástico que intenta cegarnos (y lo consigue).

Enseñaré mi culo flácidamente humano a los gurús de la publicidad que deciden lo que como, lo que veo, lo que engullo y vomito con dulce regusto para mi boca ávida de metadona.

Mis sexys dientes amarillos serán bandera de un hálito ahuyentador de falsos profetas de la amistad.

Lloraré de pura felicidad cuando el crepuscular espejo del futuro me muestre un yo socialmente loco, solo, aullador, eyaculando sobre el suelo moribundo.

Y preñada la tierra de mí, dejaré mi cuerpo caer sobre un puñal venenoso, puerta misteriosa hacia el viento cuántico donde me espera la cura para todos mis miedos.

Gritad, necios, gritad para ahogar mi risa desencajada, gritad para no oír la propia inmundicia con que cada día os vestís, gritad, cabrones sin escrúpulos que transitáis por un coto vedado de caza. Gritad en vano, pues hemos decidido que la vida empieza hoy y no hay tiempo para escucharos.

Gritad… pero no mitigaréis la pena que me causáis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: