Steve Jobs

Discernir la diferencia entre un genio y un tipo listo que se rodea del equipo más adecuado puede significar el ascenso o caída a los infiernos de un gurú. En este siglo XXI, de deux ex machina sin coro griego, ha triunfado definitivamente el bit sobre la hostia sagrada de rancio pan ácimo. Existe unanimidad a la hora de reconocer la labor de un hombre cuyo trabajo, en forma de aparatos diversos e imprescindibles para tanta gente desneuronada, se ha colado en la vida de las personas y de la sociedad como ente de pensamiento único. Todos coinciden en usar la palabra “genio”. Mi prudencia y la falta de conocimiento me impiden tener una verdadera opinión formada que vaya más allá de las presentaciones en el mundo Apple y la extravagante lucha contra el cáncer, pero he oído hablar a Steve Jobs y le he creído cuando ha dicho que el motor de su vida ha sido siempre la preclara y constante conciencia de la muerte. Esto le ha ayudado a tomar las grandes decisiones de su vida y a seguir el impulso de su corazón.

En el mundo quizás no sobren sueños, pero es seguro que faltan huevos. Descanse en Paz.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Steve Jobs”

  1. Rayuela Says:

    Como siempre, un brillante artículo, y desde luego suscribo tus certeras palabras finales.
    “En el mundo quizás no sobren sueños, pero es seguro que faltan huevos.” ¡Chapeau ¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: