Esto se hunde

Hoy, después de escuchar las noticias de la noche, me acordé de la santa madre de Manuel, que así se llama mi psicólogo, esa persona que cada semana me dice que el tic ocasional de mi ojo derecho se debe a que magnifico la realidad y no controlo mis nervios. En cuanto llegaron los deportes, apagué la radio y lo llamé para preguntarle el nombre de la mujer que lo había traído a este mundo y para decirle que no volvería a su consulta, ya que con un satélite descontrolado sobrevolando nuestras cabezas, con el probable veto de ese Nobel de la Paz llamado Obama a la propuesta de Abbás en la ONU y con la teoría de la relatividad de Einstein cuestionada, por no hablar del intento de vuelta a la censura franquista en RTVE, no me sentía con fuerzas para afrontar una realidad que no tiene nada que ver con neurosis ni movimientos oculares. Le dije “Manuel, me apeo de este mundo con una duda por cabeza y una siesta por ojos”; y él me soltó “Tranquilo, estás ofuscado, estoy ahí en menos de lo que canta un neutrino”. Insólita vida!

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: