Stop

Una canción olvidada apenas un año después de conocida. Este desliz de cerebro envejecido ha marcado la frontera del ritmo soportable. Quiero parar. Pararme a mirar, pararme a soñar, pararme a escuchar canciones que me marquen de por vida, pararme a gritar cuando me duela alguien, pararme en la voz subtitulada de Marlon Brando, en el subtítulo pensado de Julio Cortázar, en las caricias bailadas de Fred Astaire, quiero pararme en el murmullo incesante y oír la peculiaridad de una isla de voz, de una sonrisa no diluida, de un llanto sin caudal de río. Quiero pararme a reflexionar sin que me empuje el yo de pasado mañana, sin que me grite un reproche mi yo de ayer, sin que apremie la muerte que nos preside. Quiero parar. No más caminos a ninguna parte, no más miedo al desfiladero que nos persigue, ni a la lluvia, ni a la raíz, ni a la tierra en que se hunden mis pies. Quiero parar, librarme de la inercia estúpida, del cabrón dios castigador, tic-tac-tic-tac, vivir ahora para siempre, dormir, despertar y volver a dormir y despertar sin miedo, sin prisa, inmóvil en la mota de polvo que baila sobre el jirón de luz, inmóvil y consciente de mi cuerpo, inmóvil sin futuro adulador, inmóvil porque yo decido, inmóvil para poder, por fin, pensar. Amar. Vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: