Archive for 20 febrero 2011

La muerte del Arte

20/02/2011

Me imagino que debe ser agotador vivir continuamente en la posmodernidad… y bastante estúpido.

De nuevo llega la genialidad de El Roto -en plena feria ARCO 2011– para llenar de luz nuestra confusa percepción del arte actual. Gracias.

Anuncios

¿El fin del miedo?

18/02/2011

Me recuerda Alan Hart en su blog que a las potencias occidentales les interesa mantener a los dictadores en sus tronos árabes para asegurarse la correspondiente paga en barriles de crudo cada comienzo de mes. También quieren los mandatarios de aquí (los dictadores siempre están al otro lado de la frontera) que los perros que encumbran al poder mantengan a raya al peligroso enemigo islámico y ya de paso, que firmen unos cuantos contratos con multinacionales a las que surtan de mano de obra barata. Sólo hay una palabra: asqueroso. Pero ahora, qué? Y si realmente se produjera una transición a la democracia y el gobierno recayera en las manos del pueblo y ese pueblo administrara su petróleo para abastecer su propia industria y si ese pueblo repartiera equitativamente la riqueza entre cada trabajador que la genera y si, en definitiva ese pueblo fuera gobernado por un gobernante y no subyugado por un administrador del miedo cuyos palacios de oro están financiados con la sangre de los árabes buenos… Ya siento el temblor de Occidente, ya veo a sus ciudadanos regateando en los zocos del siglo XXI, instalados en una atónita vieja Europa. Bienvenida sea la renovada y rica Cultura árabe.

Lo más esperpéntico de toda la cuestión es que lo único que preocupa en estos momentos a algunas personas es no poder disfrutar de la primera cita del Mundial de Fórmula Uno, que arranca a mediados de marzo en Bahrein.

La revolución árabe y los ojos ajenos

17/02/2011

Cuando leí “Persépolis” decidí que quería entender el mundo a través de los ojos de Marjane Satrapi para siempre. Ahora, los gritos de libertad vuelven a las calles de Teherán, como un eco más de la casual revolución inventada por un vendedor de fruta tunecino. No sé si se conseguirá un verdadero cambio en el mundo árabe, toda vez que países como Yemen, Egipto o Libia se unen a esta ola aspirante a tsunami; pero si alguien decide infundir arte a la historia que vivimos, nada habrá sido en vano. Vivan las Satrapi, los Spiegelman y los Sacco del mundo!

La vida y sus paréntesis

08/02/2011

Premisa número uno: tras una nube, por grande que sea, cúmulo, cirro, nimbo o simplemente nubarrón, siempre, siempre, siempre está el sol; dicen que éste se apagará dentro de tantos años que la historia del tiempo se borrará. Será cuando nada importe porque no habrá medición posible, nuestro gran tirano.

Premisa número dos: las lágrimas destilan sabor a mar, ese espejo de hipnótica cadencia donde la vida se abrió paso antes de que un dios de barro se inventara el reloj.

Premisa número tres: a cierta distancia, el llanto es perfectamente confundible con la risa y viceversa.

Premisa número cuatro: el cerebro es una pulga encaramada al timón de un barco a la deriva; las más listas saltan hasta el ala de una de esas gaviotas que chilla por su porción iridiscente de sardina a la japonesa.

Premisa número cinco: Juan Salvador Gaviota sólo hay uno y hay trenes que sólo pasan una vez, o tienen una línea regular, todo depende de dónde vivas.

Premisa número seis: el paréntesis es un alto en el camino que acota, forma el carácter, encoge la estatura y agranda la mirada. Algunos paréntesis son primos de los corchetes, pero estos, a pesar de enriquecernos de igual manera, son más rígidos y serios y bastante menos divertidos en general.

Premisa número siete: la premisa es que el siete es un número mágico, de ese tipo de magia que desbordan algunas personas obligadas a vivir por un tiempo recluidas en un paréntesis tras el que, sin lugar a dudas, hay mar, playas, pájaros y sonrisas nítidas, inconfundibles con cualquier atisbo de llanto.


A %d blogueros les gusta esto: