Archive for 26 noviembre 2010

Así te ve Dios

26/11/2010

Ya está bien de clarividencias en las postrimerías de la esquina. Sobran los atuendos de papel cebolla. Obviemos la obviedad de las sonrisas desganadas y los mordiscos envidiosos al aliento ajeno. Intentemos pararnos un segundo eterno en medio del fangal en que reptamos y levantemos los pies ahogados por la mierda de las estructuras definidas. Gritemos si nos alivia, clamemos a las nubes, escupamos en la boca a los falsos dioses, abrámonos las venas y reguemos un mañana que dolorosamente, o no, intuímos. Llora como un niño loco, ríe como un loco viejo, loco, loco, loco, que te quiten lo bailado. Loco, loco de atar, como ese Dios injusto que te mira y se ríe de su propia miopía. A él nada le importa… ¿y a ti?

Anuncios

16/11/2010

Urmeneta, hombre tras la sombra de Kukutxumusu, y Punset se han unido para crear una camiseta cuyo lema reza: “Ninguna de tus neuronas sabe quién eres… ni le importa” y cuyos beneficios se destinarán a la Fundación Redes para la Ciencia. Esta frase maravillosa, que he conocido hoy a través del blog de Buenafuente, lleva todo el mes de noviembre fastidiándome la existencia con carácter retroactivo. Me explico. ¿Conocen esa sensación de dejadez en que uno intenta hacer menos que nada porque piensa que no hay un sentido para hacerlo? Vamos, que da igual que escriba sobre la liberación de Aung San Suu Kyi, sobre la epidemia de cólera en Haití (a perro flaco… apalean los países capitalistas) o sobre las Pastillas contra el Dolor Ajeno, que no encuentro una razón ni un posible destinatario (aunque sea yo mismo, que al final es para quien escribo, por mantenerme mentalmente higienizado). Vamos, que da igual todo cuando caminas sobre una sensación de mundo en descomposición en el que no puedes evitar morir dentro de un minuto. Y ahora, seguro que entendéis mucho menos si os digo que soy inmensamente feliz. Tengo que hacer algo, lo que sea, porque sé que el arte nos hará libres. De momento me voy corriendo a encargar una camiseta, aunque a mi neurona no le importe.

Difuntos

01/11/2010

Son dos funtos amalgamados. Y nosotros nos pasamos una vida buscando una fórmula que revela la ansiedad por los atajos de los tiempos actuales. Sólo hay un final. Paciencia y serenidad.


A %d blogueros les gusta esto: