Por un Premio Nobel sin adscripción política

Mario Vargas Llosa representa uno de los más claros ejemplos del escritor que lucha por un mundo mejor y que usa la plataforma de su popularidad para llevar las reivindicaciones de los más desfavorecidos al mayor número de gente posible. Pelea con el arma de la palabra, recogiendo la tradición de lucha intelectual por los Derechos Humanos de gente tan importante como el iluminador de caminos Julio Cortázar.

Pero Vargas Llosa es también uno de esos indescriptibles casos en que a un intelectual le llaman fascista por dejar de apoyar a un dictador como Castro. No quiero entrar en política, solamente resaltar su denuncia constante de un mundo dominado por la corrupción. Por todo ello, felicidades. Ah, y también por el Premio Nobel, secundario, al fin y al cabo, para un hombre de 74 años con tan impresionante carrera.

Para despedir, la perla de Vargas Llosa tras conocer el Premio Nobel de la Paz a Liu Xiaobo: “es un homenaje a todos los disidentes chinos, porque muchas veces se olvida que China, como está alcanzando unos éxitos económicos extraordinarios, sigue siendo una dictadura y bastante monolítica en lo que se refiere a la política.”

Pues eso, ni de derechas ni de izquierdas, sino intentando ser justos.

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: