Buenafuente, Rubianes y la España que te helará el corazón

El Tribunal Supremo acaba de ratificar la sentencia que condena a Pepe Rubianes por un delito contra el derecho al honor del alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, al que el actor calificó de “desgraciado” e “idiota” y al que deseó que se ahogara “en su propia mierda”. Hasta aquí, un caso normal de insulto público, posterior denuncia y ratificación de sentencia, el problema es que ésta llega casi año y medio después del fallecimiento de Rubianes y después de que Lanzarote retirara la denuncia. Este país es cada vez más absurdo y su justicia (noten que la escribo con minúscula) infinitamente ridícula. Y nadie podría explicarlo mejor que Andreu Buenafuente, quien en uno de sus últimos programas y tras enterarse de la sentencia, expresó su desconcierto ante una justicia (noten de nuevo la minúscula) reticente a investigar el pasado, pero que una vez que lo hace decide empezar por los humoristas en vez de por los dictadores. Amén. Gracias Andreu por estar a la altura.

Os dejo un vídeo sobre la admiración de Buenafuente a su amigo Rubianes. Yo quiero que me quieran así.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: