Gana la banca

Gana la banca. Siempre. Pero no hay que rendirse cada vez que se nos escurra el sentido de nuestras huellas entre los dedos, alguno tendrá, y no lo digo con tono de consuelo, sino como acicate para aquellos que no estiran su sombra para amparar a los más desprotegidos porque “aquí primero yo y después Gloria”. No hay que rendirse. Gana la banca y recoge las fichas con su guadaña, pero más allá del desierto de Las Vegas hay un río que nos refleja. Gana la banca. Siempre. Y qué más da.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: