Adiós

En un parpadeo. De un plumazo la maquinaria se para, pero es sólo una rueda del enorme engranaje que respiramos. El mar no lo notará. Los ríos que mueren en el mar no lo notarán. El cielo azul, gris, nuboso, despejado, no lo notará. Ni siquiera muchas pieles vecinas notarán una ausencia repentina, dolorosa por abrupta. El Universo no lo notará porque formamos parte de una nada en constante movimiento espasmódico. Y sólo nos importa a nosotros que ya estamos posicionados en la carrera hacia el olvido, quienes, después de evitar durante años y sin saberlo convertirnos en otra ausencia inesperada, hablaremos del pasado con la nostalgia de la estupidez más supina, “qué gran chico era”. Y seguiremos vegetando a bordo de la inconsciencia sobre nuestra cercana muerte. Sólo cruzar una puerta, un portazo. Un hasta aquí. Un se acabó. Una despedida sin adiós.

Hasta siempre amigo, nos vemos en cualquier momento.

Una respuesta to “Adiós”

  1. Luna Says:

    Siento tu dolor en lo más profundo de mi corazón, pero cuando ya no hay vuelta atrás no debemos flagelarnos, nuestra obligación es mirar al frente para intentar disfrutar de lo que está por venir.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: