Pánico a una muerte ridícula

Me da bastante miedo encontrarme de repente con esa señora de negro que a todos acaba visitando y que los más insensibles llaman simplemente Muerte. Reconozco que es uno de mis pánicos vitales -aunque suene paradójico- el ser consciente de que ahora mismo, por ejemplo, estas líneas pueden verse interrumpidas por un estúpido paro cardíaco. Todo lo que rodea a la muerte y que está fuera de los territorios de la ficción me causa una ansiedad que me acerca a una infancia de sombras y de futuros inciertos y temblorosos. Pero lo que no soportaría, o por lo menos me parece de un patetismo horrible, es morirme como lo ha hecho hoy un ciudadano austríaco de 39 años, quien intentando recuperar su teléfono móvil, que en un movimiento desafortunado había ido a parar a una alcantarilla, se escurrió y acabó encajado en un hueco de 60 centímetros de profundidad que se convirtió en su tumba, pues murió ahogado ante la imposibilidad de sacar la cabeza de tan inmundo agujero. Lo dicho, me da miedo la muerte, pero pánico es lo que me produce una muerte ridícula. En mi juventud sólo me sentía comprendido por Def Con Dos, os dejo con ellos…

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “Pánico a una muerte ridícula”

  1. Gorgojo Says:

    Les tengo yo mucho cariño a DCD desde mi juventud… pero seguro que ni a ellos se les hubiera ocurrido lo que le pasó al austriaco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: