Gracias y adiós, Benedetti

Hay retazos, jirones, huellas, fuegos que nos marcan para siempre, sin piedad.

Quiero compartir con vosotros uno de esos instantes que borró las fronteras de mis ojos. Yo compartía entonces el mate con Benedetti y Subiela y hablabamos de la nostalgia de burdeles a media luz. Y ahí se quedó una parte de mí y cada día intento encontrarme con ella y la pelota sigue en el aire…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: