De gilipollas, cooperantes y muertos de hambre

La revista “Siglo 0,31” se hace eco de un suceso ocurrido en el entorno de nuestro planeta, la Tierra. Al parecer, un extraterrestre se ha suicidado tras sintonizar, en un error de cálculo muy común en el modelo de nave espacial THX-1138, el canal Tele 5 durante unos minutos, justo en el momento en que un ser nauseabundo hablaba, en atropellada alocución, de los cooperantes secuestrados en Mauritania por terroristas de Al Qaeda. La cercanía fonética del nombre de este pseudopresentador con el del Hijo de Dios, hizo pensar al extraterrestre que la maravillosa historia ideada por su pueblo para engañar durante siglos al género humano y compilada en un best seller llamado La Biblia, había devenido en una realidad insoportable para su entendimiento. No había duda, parecía imposible, pero acababa de sintonizar con el advenimiento del Mesías, un suceso inventado por su raza de alienígenas instalados en adosados a millones de años luz de nuestro planeta. No había duda de que aquel Cristo catódico que aparecía en la pantalla de la nave en la cual debería aparecer un campo de asteroides que estaba buscando, era real, pues hablaba con la seguridad de quien está en posesión absoluta de la verdad y reencarnaba a todas las criaturas en el momento del Juicio Final, desde el más elevado Arcángel hasta el Príncipe de las Tinieblas; en el momento de la conexión, la forma demoníaca hacía uso de la palabra y decía cosas horribles sobre intercambiar a una tal Haidar por tres cooperantes españoles, aludiendo al poco gasto que genera la primera y a lo gilipollas que son los segundos. Indagando en la wikipedia interestelar, el extraterrestre pudo recabar la información suficiente sobre el tema escupido desde el púlpito televisivo por el Mesías , para darse cuenta de que, fuera o no realmente el Hijo de Dios el que hablaba, la realidad se había vuelto demasiado zafia para digerirla. Indagando un poco más, se dio cuenta de que aquel ser hortera de escasa oratoria no era Cristo, sino una de esas personas de baja moral que hacen de la provocación grosera su forma de vida. El tripulante de la THX-1138, en vez de sentir alivio por haber resuelto que La Biblia seguía siendo un hermoso libro de ciencia-ficción, fue invadido de repente por una absoluta tristeza, derivada de la oportunidad perdida por el hombre para evolucionar hacia una forma de vida inteligente. Sin gana alguna de regresar a su lejano adosado y poseído por una fuerte angustia que se instaló en su endoesqueleto, el extraterrestre programó su nave para que se estrellara contra los estudios de Tele 5, pero en otro error muy común en las naves THX-1138, el sofisticado aparato volador se desvió de su rumbo y fue a parar a la casa de Gran Hermano. Milagrosamente el ser sobrevivió, pero tras observar durante 30 segundos a las personas de aquella casa plagada de cámaras robotizadas, decidió hacer uso de su pistola de rayos estratificosecuenciales y puso fin a su vida. Según fuentes involucradas en el caso, en días posteriores, Mercedes Milá ha sido vista cenando en un restaurante con dos extraños hombres de negro.

Posdata: En este escrito, he decidido no mencionar al presentador protagonista de tan asqueroso acto para no entrar en su juego y darle más publicidad, que es de lo que vive, y para que ni mi boca, ni mis dedos, ni las letras de mi teclado, huelan a mierda durante meses.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: