Archive for 29 enero 2010

Egoísmo

29/01/2010

Algunos días uno sabe que está solo sin ni siquiera mirar atrás, porque de repente falta ese rumor de aire con olor a vieja novedad que lo envuelve todo. Sabe que puede contar con todos y con nadie, porque cada cosa de este mundo depende de un punto de vista. Sabe que nadie le impedirá llorar porque un orgullo estúpido henchirá su pecho. Y al final, lo único que no sabe es que una inconsciencia imperdonable le transmuta en egoísta.

El derecho a la tristeza se convierte para algunos en un deber.

No se olviden de Haití.

Anuncios

Rodando monadas

28/01/2010

Echando un vistazo a las noticias del día de ayer, me pareció entender que existe un proyecto para trasladar Hollywood a Reino Unido, concretamente a Edimburgo, donde unos primatólogos, dirigidos por Betsy Herrelko, han decidido entregar unas cuantas cámaras de vídeo a un grupo de chimpancés… Viendo la cartelera actual quizás no hubiera mucha diferencia, perdonen la fácil maldad.

Leyendo más atentamente la fuente -la BBC– me doy cuenta de que se trata de un experimento científico que intenta ahondar sobre la percepción que del mundo tienen dichos primates. Para ello, once chimpancés del escocés zoo de Edimburgo fueron obsequiados con cámaras de muy sencillo manejo y, por supuesto, resistentes a los golpes; durante 18 meses se dedicaron a filmar la vida diaria junto a sus peludos compañeros. Las propias cámaras disponían de una pantalla en la cual aparecía la imagen enfocada por el visor. Los chimpancés, a través de un básico menú, fueron aprendidos también a escoger diferentes imágenes en una pantalla táctil, obteniendo así los primatólogos datos sobre las preferencias de los monos.

No quiero entrar a valorar la validez del experimento,  ni la cantidad de dinero que a veces se gasta en obtener pruebas científicas tan contrastadas y fiables como cualquier leyenda urbana, sólo quiero dejarles aquí una muestra y que ustedes, después de recordar las últimas cinco películas que han visto en el cine, juzguen sobre la planificación de secuencias, la correcta incisión de la luz y la frescura mostrada por los monos escoceses, quienes no tienen nada que envidiar a … Bueno, vean este extracto del programa “Natural World”.

Auschwitz

27/01/2010

Tal día como hoy de hace 65 años el campo de concentración más famoso de la historia fue liberado de las garras de los vampiros nazis por el Ejército Rojo. Poco se puede añadir a los ríos de literatura, celuloide o cualquier otra recreación cultural sobre los campos de concentración y exterminio de Auschwitz, por eso, porque no creo estar capacitado para acercarme al horror real vivido en aquella encarnación terrenal del Infierno, me limitaré a recomendaros una joya que cayó en mis manos y que constituye una vuelta  de tuerca a la magia del verdadero arte, a su sencillez, a su fuerza, a su piel vivida, cargada de experiencias que somos incapaces de asimilar y que se concentran, en este caso, en una frase enmarcada por una viñeta.

Tienen que hacerme el favor de leer, o mejor de digerir, la obra “Maus”, de Art Spiegelman. Un cómic o novela gráfica o como prefieran, de la que no se puede hacer valoración sin la necesaria invención de un vocabulario y lenguaje nuevos, propiedad de ciertos territorios del alma. Aviso de que es un libro duro; en un momento de la historia un psiquiatra checo, superviviente de Auschwitz y Terezin, le espeta al propio autor: “No me refiero a tu libro, pero piensa cuántos se han escrito sobre el Holocausto. ¿Para qué? La gente no ha cambiado… Tal vez necesiten un nuevo Holocausto aún mayor”. Sin palabras.

Comienza la maratón en Haití

26/01/2010

En estos tiempos de estímulos ultraveloces, olvidamos mucho más rápido que comemos, por eso, no está de más que intentemos darnos cuenta de que Haití, tras el primer y brutal golpe recibido, comienza ahora una recuperación que va a ser lenta, dolorosa y que demanda sobre todo constancia. Intermón Oxfam nos deja claros algunos conceptos básicos:

En desastres de esta magnitud la respuesta inmediata es crítica: salvar el máximo de vidas posibles , construir refugios de emergencia, suministrar agua potable y poner en marcha programas para evitar Copyright: Caroline Gluck/Oxfamepidemias y garantizar condiciones mínimas de salubridad y salud.

Pero más allá de este corto plazo, estos desastres tienen un elevado impacto en la vida de la gente. Responder a estas situaciones es una maratón, no un sprint. Es evidente que responder implica además poner en marcha programas que durarán largos años.

Para las poblaciones más desfavorecidas, “perderlo todo” significa un retroceso de entre 8-10 años, el tiempo que por ejemplo un campesino puede tardar en volver a ahorrar lo suficiente para comprarse una casa, un arado, semillas, fertilizantes, etc.

Reconstruir por lo tanto implica reconstruir lo visible, reparar y levantar las infraestructuras, los hospitales, las escuelas, los sistemas de agua, las viviendas de las personas. Pero NO es sólo eso. Reconstruir es reconstruir también aquello que no se ve, apoyar a las personas afectadas en la recuperación de sus medios de subsistencia o buscar formas alternativas para generar ingresos. Significa estar apoyándoles en superar las secuelas psicológicas. Garantizar que sus derechos son respetados y sus necesidades son escuchadas.

Reconstrucción implica un trabajo conjunto y sobre todo entender que los afectados son parte de la solución y pueden aportar mucho es crucial. A pesar de que existe una presión natural para que todo se normalice lo antes posible, desafortunadamente la experiencia nos dice que estas situaciones temporales se alargan en el tiempo.

Tan importante es estar diseñando y trabajando en la reconstrucción como garantizar que en este periodo de transición las poblaciones afectadas viven en condiciones dignas (Cobijo, agua, alimentos) y que vean garantizados sus derechos a elementos tan básicos como salud o educación.

Recuerda que tú puedes hacer mucho:  pincha aquí

A cubo de Rubik no le mires el diente

25/01/2010

Muchas veces me quejo del egoísmo general que nos rodea, pero en ocasiones, buceando un poco por la red te encuentras casos que te animan a seguir confiando en la gente, o por lo menos en los programadores, aunque creo que también son gente. Hoy quiero hablarles de El Lugar de Luis, ese sitio donde todos tenemos una alta probabilidad de ser Luis Miravalles. Resulta que este artista de los bits, músico y trovador de refranes imposibles, se levantó un día que preveía aburrido y decidió crear una aplicación destinada a los teléfonos móviles para después regalarla al mundo. Escogió, como objeto de su donación a los gladiadores del dedo pulgar, ese cubo mágico inventado o mejorado -que es lo mismo- por el húngaro Ernö Rubik y que seguramente ha pasado alguna vez por nuestras manos para acabar destrozando los nervios de los incapacitados para la lógica como un servidor.

Podéis descargaros la aplicación desde aquí y de paso aprender un poco más sobre la historia de uno de esos juguetes que se acaba convirtiendo en fenómeno sociológico. Y, lo más importante, podéis aprender que en esta vida no se hace todo por dinero. Que cunda el ejemplo y no disparen al pianista.


A %d blogueros les gusta esto: