Navidad

Como un ocaso de siglos, entreabro mis ojos cansados y sólo acierto a ver una hoguera que grita mientras arrasa cenizas sobre cenizas y más cenizas de carbón. Las piernas tiemblan por el peso, por el rumbo desconocido, por una estrella que fue muerte y pecho ahogado de maravillosos años adolescentes. Miro atrás con miedo a descubrir una rueda y su serpiente, pero mejor hallar dolor consciente que vacío. Y entreverados de lágrimas y placentas, se desgranan ante mí ángeles de alas aceradas que juegan con esfuerzo distraído en el patio de niños atados por cadenas. Quiero arrancar los ojos al espejo que me escruta, siento vergüenza cuando me mira, comparto vergüenza cuando fijo mis ojos en su mal. Roto, mil trozos de perfecto orden en el caos, y se acabó, toca sonreír porque el futuro por fin huele a novedad. Toca sonreír porque la luz es justo la necesaria. Toca sonreír con cualquier pretexto, la disculpa hoy es la Navidad. Muchos besos y sonrisas.

Una respuesta to “Navidad”

  1. Sirena Says:

    Muchos besos y sonrisas —de los auténticos— para ti también, Rastrillo.
    Cada día son más profundos tus mensajes. ¡Eres increíble!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: